"No hay verdades absolutas; todas las verdades son medias verdades. El mal surge de quererlas tratar como verdades absolutas" - Alfred North Whitehead

Psico neuroinmunología

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra.

Fuente: es.sott.net

500. Psiconeuroinmunología

Esta es una entrevista que La Vanguardia Digital le realizó al Dr. Mario Alonso Puig quien es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia. 

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”. Hay que entrenar esa mente. 

Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid. Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico. Acabo de publicar Madera líder (Empresa Activa) IMA SANCHÍS – 18/10/ 2004 

- Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión? 

Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria. 

- ¿Psiconeuroinmunobiología? 

Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos. 

- ¿De qué se trata? 

Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal. 

- ¿Qué tipo de cambios? 

Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas. 

- ¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios? 

Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios. 

- ¿Cambiar la mente a través del cuerpo? 

Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental. 

- ¿Dice que no hay que ser razonable? 

Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando. 

- Exagera. 

Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretacion de la realidad. 

- Más recursos…. 

La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con transtornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades. 

- ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras? 

Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metáforica. Ahora sabemos que es literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”. 

- ¿Seguro que no exagera? 

No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos. 

- ¿Hablamos de filosofía o de ciencia? 

Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%. 

- ¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas? 

Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia. 

- ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar? 

El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona. 
La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente. 
Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, sino sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente. 

- Deme alguna pista. 

Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia. Ver lo que hay y aceptarlo. Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. 
Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

Enlaces relacionados: ENTREVISTAS, General, Otras

La dueña del micrófono

Es lamentable escuchar, el resultado de esta bochornosa entrevista. Totalmente salida de contexto la periodista. Considero que el funcionario, tiene total derecho a contestar... NO LO SE !!!. Peor sería el escenario, si él llegase a entregar información errada a los oyentes. ¿Como se le va a ocurrir tildar de payaso, a su entrevistado?. De verdad, que falta de respeto. Muy merecido el término de "Abusiva", ya que lo invita a su programa radial, para insultarlo. A estos "Periodistas Dueños del Micrófono", esta muy bien de que "Los pongan en su sitio". Carlos Prieto

Fuente: Youtube


Titulo: “¡Más payasa usted!”

Fuente: El Tiempo – Bogotá, Colombia

Por: Andrés Burgos

“¿A quién le preguntamos, a mi mamá?” Le preguntó la periodista Vicky Dávila al director de la Aerocivil, Gustavo Lenis, cuando lo entrevistó el pasado viernes sobre un incidente en el aeropuerto Nubia de Manizales, del cual, el entrevistado no supo responder mayor cosa.

Que el director de la Aerocivil no sepa cuál es el conducto regular en casos como el de Manizales es como que un periodista tenga pésima ortografía, pienso yo; pero la contrapregunta de la periodista de pésima ortografía, me pareció más grave y ofensiva con los usuarios que un incidente menor en un aeropuerto pequeño.

“Pues sí, pregúntele a su mamá”. Respondió Lenis, desconcertado y agudo a la vez.

¡Grave error, doctor Lenis! Un funcionario público debe tener clarísimo que a un periodista colombiano no se le puede llevar la contraria.

“¿Sabe qué es lo malo doctor Lenis?” –respondió Vicky, que jugaba de local- “Que me parece que usted está muy sobrador, me parece que usted está en una pésima actitud y que esa no puede ser su actitud porque resulta que usted es un funcionario público y a usted le pagan con los dineros de todos los colombianos, usted no puede salirme con esta payasada con la que está saliéndome aquí en La Fm”.

Me hubiera encantado ser en ese momento el director de la Aerocivil para responderle a la carismática Vicky que su periodismo es de quinta, que la intención de las entrevistas es escuchar al entrevistado y entablar con él un diálogo respetuoso basado en los argumentos de ambas partes y que está prohibido acorralar a sus invitados para que digan lo que ella quiere escuchar.

Le hubiera dicho que me parece que siempre se congracia con el gobierno de turno: uribista en el gobierno de Uribe y santista en el gobierno de Santos. Le hubiera alegado que me ofende que confunda a sus oyentes opinando cuando informa  e informando cuando opina…

Sobradora usted que cree que la opinión de los demás está amarrada a la suya. Pésima actitud la suya que se enerva ante una respuesta salida del libreto.

¿Payasada? payasadas las de RCN en el día de los Santos Inocentes, le hubiera objetado yo.

Pero Lenis, más inteligente y reposado, respondió: “Más payasa usted. A mí no me falte al respeto que yo llevo una trayectoria larga y limpia como para que usted me venga a decir payaso. A mí me respeta”.

Vicky, sorprendida por la falta de respeto del entrevistado, concluyó indignada: “Bueno, pues queda muy claro qué clase de persona y qué clase de funcionario es usted”.

¡No señora! Hubiera revirado yo. ¡Usted es la que a diario demuestra qué clase de periodista es. Usted no puede maltratar a sus entrevistados como maltrata a  la lengua castellana!

En fin. Me pregunto en qué momento le otorgamos tanto poder a periodistas como Vicky, a los que les permitimos insultar a cualquier funcionario público al aire sin siquiera sonrojarse.

¿Desde cuándo se nos volvió costumbre que Gustavo Gómez agreda a Petro en Twitter o que el Todopoderoso, Luis Carlos Vélez se robe el show en un debate presidencial?

¿Por qué tenemos que escuchar al aire cómo Julito regaña a sus periodistas por llevarle la contraria? ¿o aguantarnos tantos comentaristas deportivos que, irrespetuosos y prepotentes, destruyen la estima de cualquier club de fútbol o jugador en mala racha?

Parece que el Cuarto Poder del Estado colombiano, como los otros tres, requiere de una reforma urgente que lo salve de los malos manejos y de la desfachatez de sus representantes más ilustres.

Twitter: @andresburgosb

Enlaces relacionados: Denuncias, ENTREVISTAS, General, Noticias, Opinión, Otras

Pobreza intelectual

Sin comentarios...

Fuente: La W Radio

Enlaces relacionados: Denuncias, ENTREVISTAS, General, Multimedia, Opinión, Otras

Felicidad

'La felicidad se puede enseñar y aprender' Tal Ben-Shahar

Fuente: El Tiempo – Bogotá, Colombia

A los 44 años, el estadounidense-israelí Tal Ben-Shahar es conocido como experto en la felicidad, pero esto no significa que la tristeza no haya tocado a su puerta y no haya aprendido a lidiarla o a sentir emociones intensas y difíciles como el dolor, el vacío existencial o el miedo al fracaso.

Todo lo contrario, él insiste en la importancia de darse el permiso para no desconocerlas y vivirlas, justamente, como parte del proceso de aprendizaje del bienestar propio.

Eso es lo que les ha enseñado a los más de 1.400 estudiantes de la Universidad de Harvard que han hecho de su clase electiva Psicología del liderazgo y psicología positiva una de las más populares y de mayor demanda en esta institución.

Él dicta cátedra sobre el tema con conocimiento de causa porque, además de sus títulos en Filosofía y Psicología y su Ph. D en Comportamiento Organizacional de la misma universidad, habla desde su propia experiencia de vida.

Este consultor para multinacionales e instituciones educativas en temas de liderazgo no llegó a ser un experto en psicología positiva fruto del azar.

Fue en su juventud cuando hacer un cambio radical, tras sentir cierto vacío y desazón a pesar de que parecía tenerlo todo: fue un atleta destacado –ganó el Campeonato Intercolegial de Squash de EE. UU. y el Campeonato Nacional Israelí–, estudiaba ciencias de la computación y disfrutaba de una vida social activa e interesante, pero no era dichoso. Y decidió estudiar filosofía y psicología.

Autor de los best-sellers internacionales The Pursuit of Perfect y Happier, traducidos a 25 idiomas, está de visita en Colombia porque dictará una conferencia para ayudar a construir vidas personales y laborales sobre los cimientos de la psicología y liderazgo positivos y, por supuesto, la felicidad.

Tal Ben-Shahar, que ahora es profesor del Interdisciplinary Center Herzliya (Israel), enseñará en la charla cómo hacer cambios con sentido, en aras de la transformación personal y de la mejora de la autoestima. Esto con el fin de que su charla no se quede en el entusiasmo inicial, que se genera tras escuchar su teoría de la felicidad, sino para que cada persona se esmere en crear nuevos hábitos a través de sencillas herramientas y rituales que le permitan alcanzar el bienestar. De esto nos habló.

¿Qué es ser feliz?

Encontrar cosas que sean significativas y placenteras, en otras palabras que dan un sentido de propósito y que uno disfruta.

¿Qué lo hace feliz a diario?

Pasar tiempo con mi familia, escribir y la meditación.

¿Cuál ha sido el momento más feliz de su vida?

El nacimiento de mis hijos.

¿Y el más triste?

Cuando mi mejor amigo murió en un accidente de avión camino a Singapur.

¿Cuál es la mejor lección de vida que ha recibido y quién se la dio?

Mi padre, que me enseña a ser humilde. Tengo un largo camino por recorrer, pero al menos tengo un sentido de la dirección de a donde quiero ir.

En su cátedra enseña a disfrutar de las cosas simples de la vida. A usted lo apasionan las películas clásicas, ¿con cuál se regocija?

Con You Can’t Take It With You, de Frank Capra (1938)

La música es un poderoso detonante de la felicidad, y usted ama la de los 60, ¿cuál canción le pone a latir el corazón a un ritmo diferente?

Las Shirelles con Will You Still Love Me Tomorrow.

Usted hizo un cambio cuando se dio cuenta de que a pesar de ser un atleta excepcional y tener una buena vida social no era feliz, ¿qué le hacía falta?

Me faltaban dos cosas: un profundo sentido de propósito en lo que estaba haciendo y enfoque en las relaciones.

¿La felicidad es un estado temporal o puede llegar a ser constante?

Uno puede llevar una vida feliz y todavía experimentar tristeza o ansiedad. La felicidad verdadera no se trata de que sea constante y esté siempre en alta, sino de tener una vida significativa y placentera en general.

¿Ser feliz se puede aprender y enseñar?

Sí, puede enseñarse felicidad, pero no hay atajos y requiere de práctica. Esta no es diferente de cualquier otra habilidad que se pueda aprender, invertir en ello es fundamental.

¿Cómo se puede enseñar a los niños a ser felices si hoy pasan solos más tiempo y lejos de sus padres?

Alentándolos a pasar más tiempo con amigos y familiares y menos tiempo frente a una pantalla de computador o televisor. Se deben animar a hacer ejercicio con regularidad o estar físicamente activos. Es una de las claves para una vida más feliz.

¿Cómo alguien que esté atravesando por momentos de tristeza o dolor puede ayudarse para ser feliz?

Somos una cultura obsesionada con el placer y creemos que la marca de una vida digna es la ausencia de malestar; y cuando experimentamos dolor es un indicador de que algo está mal con nosotros. De hecho, hay algo mal con nosotros si no experimentamos a veces tristeza o ansiedad, porque son también emociones humanas. La paradoja es que cuando aceptamos nuestros sentimientos, cuando nos damos el permiso para ser humanos y experimentar emociones dolorosas, es más probable que nos abramos a las emociones placenteras.

¿Se podría decir que hay personas que vienen con un código genético determinado para ser más positivas que otras o este comportamiento positivo se aprende?

Hay un componente genético en nuestra felicidad –algunas personas nacen con una disposición a ser felices mientras que otras no– pero nuestros genes definen un rango, no un punto de referencia. Todos podemos ser significativamente más felices, aunque para algunos es ‘más fácil’ que para otros. La mayoría está lejos de su potencial de felicidad. A menudo digo a mis alumnos que soy la persona indicada para dar una clase sobre la felicidad, porque yo no nací con la predisposición genética para esta, es a través del trabajo duro que puedo conseguir la felicidad y, por lo tanto, estoy en buena posición para enseñarlo.

Colombia suele aparecer en la curiosa lista de los países más felices del mundo. ¿Qué percibe de la gente colombiana?

Los colombianos son más felices por el énfasis que les dan a sus relaciones, a las amistades y la familia. Me asombra siempre la calidez, la hospitalidad y amabilidad de la gente que vive en este país.

En los colegios y hogares hay ausencia de formación en inteligencia emocional… Tampoco nos han preparado para la felicidad. ¿Por qué se pasa por alto esto?

La felicidad no se mide tan fácilmente como la habilidad para las matemáticas o la historia. Sin embargo, por el hecho de que es más difícil de medir no debería ponerse fuera de la esfera académica. Aprender a ser feliz no es menos importante que aprender las tablas de multiplicar.

¿Para ser feliz es fundamental sentirse amado?

Lo que otros piensen de nosotros tiene una gran importancia. Sin embargo, esto no significa que necesitemos de todos para pensar bien de nosotros y amarnos a nosotros mismos. La clave es tener unas pocas personas en nuestras vidas, a quienes seamos más cercanas, que nos importen y que se preocupen por nosotros.

Usted insiste que no tener ningún temor por el fracaso es un aspecto importante para alcanzar la felicidad, ¿cómo se puede aprender a dominar ese miedo?

Tener temor al fracaso es natural. Todos lo tenemos. La clave es no permitir que ese miedo nos impida intentarlo. ¿Cómo se domina? ¡Actuando!

Usted ha escrito libros exitosos de autoayuda o crecimiento personal, ¿qué les diría a los que critican este tipo de lecturas?

Algunas de las críticas se justifican. Hasta hace poco el tema de la felicidad, de mejorar la calidad de nuestras vidas ha sido dominado por la psicología pop. En muchos de los seminarios de autoayuda y los libros que se ofrecen, actualmente, hay relativamente poca sustancia. Prometen cinco pasos rápidos para alcanzar la felicidad, los tres secretos del éxito, las cuatro maneras de encontrar a su amante perfecto… Estos son generalmente falsas promesas, y con los años la gente se ha vuelto cínica respeto a la autoayuda. En el otro lado tenemos el mundo académico, con la escritura y la investigación, pero que no encuentra su camino en la mayoría de los hogares. Como yo lo veo, el papel de la psicología positiva, y lo que intento hacer en mis libros, es tender un puente entre el rigor del mundo académico y lo divertido del movimiento de autoayuda.

¿Por qué recomienda escribir sobre las cosas que afectan nuestros sentimientos?

Llevar un diario sobre nuestras emociones ayuda mucho. Cuando escribimos sobre nuestros miedos o pérdidas estamos más propensos a sentirnos mejor y a actuar de manera adecuada. La escritura debilita el poder que las emociones dolorosas tienen sobre nosotros.

¿Por qué dice que no debemos dar las cosas por hechas?

Las personas que aprecian lo que tienen, en lugar de dar las cosas por sentadas, son más felices, más optimistas, más exitosas, más amables con las demás y son físicamente más sanas.

¿Por qué el ser humano aprende a fundar su felicidad en lo que le dan otras personas, pero piensa poco en el amor propio?

Porque nos preocupamos por lo que otros piensen de nosotros. Eso es natural. Al mismo tiempo, tenemos que cultivar el amor propio, y una de las maneras de hacerlo es perseguir esas cosas que nos apasionan.

¿La espiritualidad es importante para ser feliz?

Sí, sin embargo esta no es necesariamente (aunque puede significar) en el sentido religioso. Un banquero de inversión que encuentra significado y placer en su trabajo, que está en él por las razones correctas, puede llevar una vida más espiritual y satisfactoria que un monje que está en su campo por las razones equivocadas.

¿Cuáles son los principales enemigos de la felicidad?

Estar conectado a la tecnología por mucho tiempo y la obsesión con el éxito, incluso si es a costa de cultivar las relaciones personales.

Enlaces relacionados: Columnistas, ENTREVISTAS, Medios, Opinión

Entrevista

Una Entrevista Para El Trabajo Más Difícil Del Mundo

Fuente: Youtube


 

Enlaces relacionados: ENTREVISTAS, General, Instrucción, Multimedia, Otras, Videos

Listado de entradas por Autor

Seleccione un autor...